Pagina principal › Noticias › Movilidad sostenible - Ecomotion

Repsol quiere ofrecer puntos de recarga rápida cada 50 km

 Repsol quiere ofrecer puntos de recarga rápida cada 50 km

El reciente acuerdo alcanzado con Nissan, uno de los referentes internacionales en la fabricación de vehículos eléctricos, para continuar ampliando su red de recarga en España es un paso más en la consolidación de la oferta multienergética de Repsol en movilidad sostenible. La compañía ya cuenta con una de las redes de carga para movilidad eléctrica más relevantes en nuestro país, con más de 300 puntos en lugares de acceso público.

“Repsol puede ofrecer una solución integral para los usuarios de vehículo eléctrico, suministrando electricidad de origen 100% renovable no sólo en ámbito privado, hogares y empresas, donde son más de 1.000 los terminales ya instalados sino también a través de una potente red de ámbito público, con puntos de recarga en estaciones de servicio, centros comerciales, vía pública u otros emplazamientos. En este sentido, durante los próximos años Repsol prevé tener más de 1.000 estaciones de recarga distribuidas por todo el territorio español, intensificando su presencia en los principales corredores del país”, afirma Carlos Bermúdez, gerente comercial de Movilidad Eléctrica de Repsol.

 

Recarga en todos los ámbitos de uso

La compañía ha definido un plan para su negocio de movilidad eléctrica “que pasa tanto por el incremento de clientes en el ámbito vinculado, que abarca las instalaciones privadas de particulares y empresas, como por el desarrollo de la red pública de recarga”, apoyándose en su red capilar de más de 3.300 estaciones de servicio, “con la meta de que los usuarios de vehículo eléctrico puedan desplazarse con tranquilidad y comodidad por toda España con nuestra cobertura de puntos de recarga”, continúa Bermúdez.

El servicio de Repsol para el ámbito vinculado incluye la instalación ‘llave en mano’ del terminal en garajes particulares o comunitarios y parkings de empresa, la tarifa eléctrica y servicios adicionales como el mantenimiento de dicho terminal, a lo que se suman “descuentos muy sustanciales en las cargas en nuestra red pública para nuestros clientes de electricidad en el hogar”.

Repsol inició su andadura en la movilidad eléctrica con la creación en 2010 de la sociedad IBIL, participada al 50% por el Ente Vasco de la Energía (EVE). En 2018, con la compra Viesgo, “nos convertimos en comercializadora de electricidad, otro hito para completar nuestra oferta de una solución integral de recarga para vehículos eléctricos”, indica Bermúdez. Y a finales de 2019, la compañía energética adquirió a IBIL su rama de actividad comercial, que incluye su red de recarga: “Ahora es Repsol quien desarrolla la vertiente comercial de la movilidad eléctrica, pero, desde el punto de vista societario, nuestra participación en IBIL no ha cambiado, seguimos manteniendo el 50% en la compañía, que actúa como nuestro proveedor y asesor tecnológico, algo fundamental que garantiza que todos nuestros puntos de recarga tengan un componente tecnológico e innovador muy elevado”, añade.

En una muestra de esta colaboración tecnológica y de aplicación de criterios de economía circular, la compañía energética e IBIL han desarrollado la primera instalación de acceso público en España que incluye almacenamiento de energía para las recargas de vehículos eléctricos. Este innovador sistema, situado en la estación de servicio de Repsol en Tolosa (Guipúzcoa), se sirve de baterías de autobuses eléctricos recicladas, lo que facilita y abarata la instalación de infraestructura de carga en lugares sin acceso a una red eléctrica con suficiente potencia.

 

Colaboración para aumentar la red

Con el interés común por desarrollar la infraestructura de carga, “es prioritario para nosotros alcanzar alianzas con socios estratégicos como fabricantes de vehículos, grandes corporaciones, empresas de renting o administraciones públicas”. En este marco, el acuerdo con Nissan prevé, en una primera fase, el despliegue conjunto de 15 puntos de carga rápida en estaciones de servicio de Repsol distribuidas por toda la geografía española, con una potencia de 50 kW y que, dependiendo del tamaño de la batería del vehículo eléctrico, permiten su recarga en unos 30 minutos. Estos 15 puntos de carga rápida se añadirán a los 70 que actualmente ya tiene operativos el grupo energético.

Repsol también mantiene una alianza con el Grupo Kia, “una marca con unos planes muy ambiciosos para electrificar toda su gama de vehículos”, que incluye la prescripción en sus concesionarios de los servicios de recarga de Repsol como solución preferente para sus vehículos 100% eléctricos e híbridos enchufables. Además, ambas compañías se aliaron en 2018 en el ámbito de las nuevas formas de movilidad a través de la empresa conjunta de carsharing WiBLE, que, con una flota de 500 vehículos Kia Niro PHEV, ha alcanzado en dos años los 200.000 usuarios y ha superado los 1,4 millones de viajes realizados.

Entre las administraciones públicas, la compañía ha firmado convenios para desarrollar su red en la vía pública con los ayuntamientos de Zaragoza, Santander o Madrid (ciudad donde Repsol tiene 12 puntos de carga rápida en localizaciones como el Paseo de la Castellana o la Puerta de Alcalá), los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote o con varias administraciones vascas. Asimismo, ha anunciado un protocolo de colaboración con la Guardia Civil que contempla la posibilidad de instalación de infraestructuras de recarga para promover una movilidad más sostenible.

Además, Repsol ha alcanzado convenios de colaboración para la instalación de puntos de recarga con diversas compañías. Entre otros, ha acordado la instalación de puntos para vehículos eléctricos de los servicios médicos de Asisa; para furgonetas de reparto de última milla de Condis y para vehículos de Ricoh. Estos acuerdos refuerzan la estrategia de Repsol para dar servicio al ámbito profesional, que tiene gran potencial de expansión gracias a la ampliación y renovación de las flotas.

 

Recarga ultra-rápida en los grandes corredores

Para impulsar esta forma de movilidad más allá del ámbito urbano “también es clave un diseño como país para montar puntos de recarga ultra-rápida situados estratégicamente en los principales corredores”, una tecnología que permite cargar en 5-10 minutos aquellas baterías de los vehículos eléctricos que admitan su potencia y que ya equipararía la duración de la recarga eléctrica con los repostajes de los combustibles convencionales. Repsol está dando pasos en esta dirección con sus instalaciones de este tipo en funcionamiento en las estaciones de servicio de Lopidana (Álava), emplazada en la carretera N-I, y de Ugaldebieta (Vizcaya), en la Autovía A-8, que cuentan, cada una de ellas, con 4 puntos de recarga de estas características. En este sentido, Repsol ha participado en varias Manifestaciones de Interés (MDIs) relacionadas con proyectos de Movilidad Eléctrica del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, como, por ejemplo, en el ámbito de actuación de los corredores de infraestructura de recarga rápida o ultra-rápida. Asimismo, la compañía ha puesto en marcha recientemente su primer punto de carga ultra-rápida en Portugal.

Tanto el proyecto de ley de Cambio Climático y Transición Energética como los planes anunciados por los distintos operadores de recarga eléctrica prevén un despliegue masivo de puntos de carga en los próximos años. Un esfuerzo al que Repsol también se sumará, “aunque nosotros creemos que esta ampliación debe hacerse siguiendo criterios de desarrollo de red inteligente y eficiente, como, por ejemplo, teniendo en cuenta la distancia entre puntos de cara a garantizar una capilaridad y una cobertura de todo el territorio que permita asegurar el suministro de energía para los usuarios de vehículo eléctrico.”, dice. “Por ello, nuestra intención es desarrollar una red capilar con un punto de carga rápida cada 50 kilómetros en las grandes vías y corredores y complementar esa red con puntos de carga ultra-rápida en emplazamientos estratégicos”, añade.

 

Noticias sobre movilidad sostenible - ecomotion | Publicada por Barbara Candal | 19 de abril de 2021 | 713

Y ADEMÁS


EMPRESAS PREMIUM


ENERGY MINUS Plataforma de monitorización para gestores energéticos con análisis de consumos y otras variables. Servicios de telellamada al contador de compañía sin inversión en equipos. Proyectos de submetering y redes multipunto.
TORNILLERÍA INDUSTRIAL Tornillería para estructura metálica en cualquier acabado. Todo tipo de elementos de fijación y anclaje. Varillas y pernos para hormigonado de estructuras.
ABB Productos de alta, media y baja tensión para la industria, servicios públicos e infraestructuras. Sistemas eléctricos y proyectos de automatización para generación, transporte y distribución de energía. Sistemas y productos para automatización industrial.
RIELLO SOLARTECH Diseña y fabrica, inversores de conexión a red, en formato TL y Centrales con potencias entre 1, 5 kW hasta 6 MW (a 1.000 y 1.500 VDc).
ARESOL Proyectos de energías renovables en toda su magnitud: desarrollo técnico, construcción, mantenimiento, financiación, venta, alquiler, explotación, etc.
Próximos eventos
cidetec, laboratorio de baterías, mubil, electromovilidad

 

Últimas entrevistas
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 energetica21.com - Revista de generación de Energía y Eficiencia Energética  

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional